COMO AFRONTAR UN PLAN DE AHORRO: 9 RECOMENDACIONES

1.- Reflexione sobre su PATRIMONIO presente y futuro, sobre su SITUACIÓN FAMILIAR, presente y futura, sobre la estabilidad de las RENTAS PERIÓDICAS que son su fuente principal de ingresos, reflexione sobre EL FUTURO ECONÓMICO  que están labrándose sus hijos, sobre las necesidades financieras que usted está dispuesto a cubrirles y… ¡decida sobre su plan de ahorro! Su plan de ahorro, es un plan de ahorro personal pero que tiene en cuenta su entorno familiar, por tanto es una DECISIÓN PARA LA FAMILIA.

2.-Su OBJETIVO  es  REALIZAR UN PLAN PARA OBTENER UNA RENTA FUTURA. Su objetivo no es obtener una rentabilidad fiscal…y de paso una renta para el futuro, por lo tanto no utilice el argumento fiscal como un fin en sí mismo, su objetivo no es el corto plazo, pagar menos hoy, su objetivo es de largo plazo.

En numerosas ocasiones, especialmente pequeños ahorradores, han sido “convencidos” utilizando como argumento comercial para contratar un plan de pensiones, aportar una pequeña cantidad, 30 – 40- 50 €, por la ventaja fiscal que les supone. ¡Eso es una estupidez!, usted realiza un plan si puede, es planificado, es de futuro,  ¡no busco la rentabilidad fiscal, la encuentro! Prefiero gastarme un día en un restaurante, un viaje, un regalo 300 – 400 – 500 €,  que ahorrar 60 – 100 € al año con una desgravación fiscal.

3.- ESCUCHE  a su Banco, consulte con su entorno de confianza, y asesórese.

En mi sencillo “trabajo de campo” las entrevistas que he mantenido en Bancos han sido fructíferas, respecto a los planes de pensiones en ningún caso me aseguraron rentabilidades  fuera de mercado, es más, su comentario era  “no podemos garantizar una rentabilidad”, de cualquier forma, tome mi comentario con prudencia, al fin al cabo, dando por hecho, su ética profesional, también pueden “pecar” por omisión;  de las comisiones, de los fondos no rentables…etc. 

4.- Estudie las condiciones y la ENTIDAD y no lo que le dice “su amigo de turno que  trabaja hoy en el Banco”” o “su banquero de confianza”, porque mañana no estará…y  usted seguirá con su plan de ahorro. De cualquier forma, si contrata un plan de pensiones, se puede traspasar a otro Banco, otra ventaja más, su finalidad es estar tranquilo.

5.- ¡No contrate nunca a través de una PÁGINA WEB!, no hay suficiente información. No significa que no pueda consultarla, que realice simulaciones, pero le aseguro que no le dará toda la información que precisa.

¡Cuidado con la WEB de ING!, si simula un plan de pensiones no introduzca los datos directamente, sino mueva la “flecha” para introducir los importes, si los introduce directamente, se sorprenderá de las rentabilidades, pruebe como ejercicio de distracción si lo desea… ¡nada mas!… ¿cómo es posible semejante error?

6.- No considere los ¡REGALOS PUNTUALES! que le ofrece una u otra Entidad: acciones, descuentos, remuneraciones, etc., por nuevos contratos o traspaso de su plan al nuevo Banco, usted tiene un producto a largo plazo, con una rentabilidad a largo plazo, el efecto a corto de un regalo no aporta rentabilidad (es insignificante en su decisión).

7.- Evite en la medida de lo posible si va a solicitar financiación a un Banco, el “paquete” préstamo + plan de pensiones, recuerde el punto 1 y 2 de mis   recomendaciones. ¡NO SE DEJE CHANTAJEAR!, si usted no se ha planteado un plan de ahorro, o habiéndolo hecho no considera oportuno realizarlo, ¡no lo haga!, piense que       lo que le están proponiendo es un COSTE MÁS A AÑADIR  a las comisiones e intereses  de su préstamo. ¡Evite un Banco que no le sugiere planteamientos éticos!

8.- Recuerde, usted tiene un PERFIL DE RIESGO ABSOLUTAMENTE PERSONAL, por  mucho que le aconsejen y mucha confianza que le merezcan sus “consejeros”, quién toma en última instancia la decisión es usted,  esto no implica que no siga los consejos que le proponen porque serán razonables, pero en ocasiones  nuestros “asesores” nos dan soluciones según “su perfil de riesgo” y no el del cliente.

9.- El diseño de cualquier Plan de Ahorro se realiza con “ESTIMACIONES”, previsiones razonables, con información disponible en el momento, bajo criterios de “incertidumbre” a los que se les aplica “sentido común”, utilizando parámetros de    inflación, rentabilidades esperadas,  a los que inevitablemente el criterio que se utiliza para determinarlos, “poner una cifra”, se ve muy influenciado por las cifras reales, de hoy. ¡Acéptelo, es así!, en cualquier caso los simuladores nos permiten la posibilidad      de análisis en diversos escenarios.

 

 

 

Recent Posts

Deja tu comentario

Contactar

Gracias por contactar con nosotros. Le daremos respuesta a su correo lo antes posible.

No lo entiende? Refrescar captcha txt
Firma de Analisis y control financiero